Tíbet

China invadió Tíbet, el país del Himalaya. Un país que vivía en paz, que convirtió sus cuarteles militares en monasterios Budistas, y que estaba dirigido por el Dalai-Lama, guía espiritual del pueblo Tibetano y de muchos otros habitantes de nuestro mundo. Cuando China decidió que le interesaba ese territorio, imaginaros por que, porque riquezas naturales no tiene muchas, pero buena situación en el mapa, a lo mejor, sí. Lo invadió sin encontrar prácticamente resistencia. Gracias a la invasión, Tíbet tiene luz y agua corriente, y el yugo de un régimen imperialista que impide a sus ciudadanos ser libres.
Ahora hay rebeliones en contra del invasor imperialista, y el imperio reprime a los rebeldes. Muertos en las calles y toque de queda.
Pues aquí no pasa nada, ningún país de los llamados civilizados y defensores de los derechos humanos, recordemos la invasión de Iraq en pro de los derechos del pueblo iraquí, ha abierto la boca.
“Mientras tanto, la secretaria de Estado estadounidense, Condolezza Rice, ha instado a Pekín a dialogar con el Dalai Lama, líder espiritual tibetano”
Esto es lo único que se hace desde.
Vergonzoso y defenestrable la actitud de nuestros países.
Este verano se celebrarán los juegos olímpicos en China, y teóricamente China cumplía con los requisitos necesarios para ser la sede de los juegos de la paz, la armonía y los derechos humanos. ¿Pero esto que es? Nos están tomando el pelo. La Canciller alemana, ha declarado que no van a “boicotear” los JJOO, y mantienen su participación. Lo mismo Francia, Inglaterra y España. Supongo que los demás, es cuestión de tiempo que tomen la misma posición.
¿Que está pasando? A lo mejor es demasiado lioso meterse en este “fregao” con el gobierno chino, a lo mejor las relaciones diplomáticas podrían romperse con uno de los países más poderosos del mundo, a lo mejor las industrias que tienen su sede allí explotando a los trabajadores perderían demasiado. A lo mejor muchas cosas más que se me ocurren y que se haría interminable nombrarlas.
Esto es una demostración más de que nuestros estados de derecho democráticos, respetuosos con los derechos humanos y el bien de la humanidad, son de mentira, son falsos, hipócritas y fariseos.
Moverse por el interés no es valiente ni honorable, no tiene valor alguno.
http://www.elpais.com/articulo/internacional/soldados/dispararon/tibetanos/elpepuint/20080317elpepuint_4/Tes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s