La corrupción

La corrupción inunda los medios de información, eso sí, dejan muy claro que no son todos los políticos los que están metidos en el meollo.

cd745f048_a

Pues la verdad, no me deja nada tranquilo. Aunque sean en proporción, unos pocos, la cosa no pinta muy bien.
Un político es, o debería ser, una persona entregada al servicio público, a su labor como representante electo del pueblo que ha depositado en él su confianza, y por lo visto no en todos los casos es así.
Todos son presuntos (jamón de cerdo, en portugués, no sucedáneos de pavo ni cosas de esas, de cerdo, cerdo) los que han metido la mano en la olla, hasta que salga la sentencia, y aún así cabe recurso ante el constitucional, por lo que en realidad son presuntos por mucho tiempo, algunos tanto que son olvidados antes de dejar de ser presuntos.
Los dos mangantes de CIU (perdón, ex-CIU desde hace la retorta) son reconocidos públicamente en aquellos lares como reincidentes.
El pobrecillo alcalde de Santa Coloma del PSOE fue pasto de las circunstancias del cargo, a todos nos puede pasar, claro.
Lo del caso Gürtel tiene tanta chicha que no sabes por dónde empezar a trocear el pastel.
Y tantos otros que van y han ido saliendo desde hace unos años.
Casualmente, el entramado corrupto coincide con un momento álgido de la economía del país, en concreto con el boom del mercado inmobiliario. El mercado inmobiliario crece y crece durante los últimos años como la espuma y produce suculentos beneficios a pequeños y grandes inversores (especuladores la gran mayoría). El mercado inmobiliario florece por terrenos y lares dónde antes reinaban los pastos o los descampados dónde jugaban los chavales. Crecen edificios en los lugares más recónditos de toda la geografía, incluso en parques naturales protegidos o en zonas de alto valor ecológico. Pero al fin y al cabo este era el motor de nuestra floreciente economía, y nos situaba en los primeros puestos, entre los países más ricos y productivos del mundo. Hasta que un día el sol salió por otro lado, como en aquella memorable película “Amanece que no es poco” y la cosa se torció.

La cuestión es que ahora afloran un montón de tramas, empresarios y gente de muy recomendable compañía que no tengo muy claro por qué razón no han seguido en la sombra untando al “untable” y llenándose de pasta gansa el bosillo sin fondo de sus impagables trajes.
No sé si es que hay menos a repartir y los “untables” siguen pidiendo su diezmo, o que simplemente se han cansado de hacer negocios juntos y han soltado la bomba en algún medio de comunicación ávido de información partidista y con ganas de perforar hasta tocar fondo.
La decepción en la ciudadanía es grande y aún sabiendo que no son todos, ni mucho menos, el hartazgo por los políticos y el politiqueo del país, es grande. Esto debería llevar a una radical desmotivación a la hora de ir a votar, pero sabemos que cuando llegue el momento, los partidos sabrán incentivar debidamente la ida a las urnas con la papeleta de uno u otro color. El miedo a que gane el otro es uno de los incentivos más poderosos, y el odio y el desprecio son motivadores momentáneos pero muy útiles en una elecciones generales.
Estoy convencido de que una participación ridícula, sabrían manejarla adecuadamente desde cada uno de los partidos en su favor y no sería de gran utilidad.
Con todo lo expuesto pienso que habrá, a pesar de los grandes partidos y sus grandes estrategias, una participación menor en las próximas elecciones, y que no sabrán sacar una lectura crítica y motivadora para dar un giro en el estilo y en sus sistemas internos, para mejorar su funcionamiento y recuperar la vocación de servicio real que deberían tener desde mi punto de vista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s