“El trabajo dignifica”

Esta frase que se la había oído tantas veces a mi abuelo y a la gente mayor está muy bien, el problema es cuando el trabajo no es digno.
Entiendo por digno, por aquel que cumple unos mínimos. Mínimos como, un alta en la seguridad social, un salario acorde con la actividad desarrollada y unas condiciones de salubridad decentes y reguladas.
Estos serían los mínimos muy mínimos. A partir de aquí creo que un trabajo debe cumplir con otros requisitos. Sé que esto en los tiempos que corren es mucho pedir o casi utópico, pero así como creo que es mejor trabajar en casi cualquier cosa que estar en casa, también creo que si un trabajo cumple con esta serie de cuestiones facilita al trabajador una vida mejor y más feliz.
El lugar de trabajo es un sitio en el que pasamos la mayor parte de nuestra vida de “despiertos”, la teoría dice que es un tercio, pero en muy pocos casos es así. Siempre hay horas de más para terminar esto o aquello, o rematar algún asunto para poder empezar el día siguiente un poco más preparado. Visto así, la mayoría de nuestras relaciones sociales se producen en el trabajo, por lo que, y este es uno de mis “otros requisitos”, es muy positivo y motivador que haya un buen ambiente de trabajo, lo contrario nos produce desasosiego y mal humor, rechazo y en algunos casos agresividad.

Otro de los requisitos que para mí son fundamentales es la inversión en mí como trabajador, por parte de la empresa. Esta inversión pasa tener un buen material de trabajo según la necesidad, bolígrafos, papel, un ordenador, etc en algunos casos y en otros, casco, trajes, botas y medidas extras de seguridad. También la inversión debe ir enfocada en mi desarrollo como profesional, a través de formación y planes de carrera bien enfocados. Esto satisface y motiva sobremanera, y más si el propio empleado lo conoce y sabe de la preocupación de la organización por él y su carrera profesional.
Otro de “mis requisitos” ideales es la conciliación de la vida personal y laboral. En este sentido es impotante que tanto trabajador como empresa entiendan las necesidades de un y otro. Hace no mucho en un reportaje que ví en televisión, se hablaba que había algunas empresas que habían conseguido flexibilizar sus horarios de entrada, comida y salida para que sus trbajadores pudieran encajar su trabajo con otras actividades como llevar a los hijos al colegio, ir al gimnasio, etc. Este es otra de las cosas que motivan fuertemente al trabajador. Cada vez en más empresas se está buscando la forma de poder tele-trabajar, esto refuerza la responsabilidad del trabajador y el compromiso con el proyecto empresarial para el que trabaja.

Éstas son entre otras cosas, las que los trabajadores valoramos como un esfuerzo que hace nuestra empresa por nosotros, que genera compromiso y consigue motivar.

Si los trabajadores sienten esta ocupación y esta preocupación por parte de la empresa es altamente probable que esa sea una empresa con buena imagen y una proyección a nivel humano conocida por el sector y su entorno, será reconocida por todos como aquel sitio dónde todos quieren trabajar.

¿No es mucho mejor tener esa imagen que una más oscura y dura?
Pensemos en qué pueden hacer los empresarios y directivos por nosotros, pidámoslo y ganarán con nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s