Fin del verano de supervivencia

Después de un verano observando las nuevas tendencias en playas y parques de nuestro territorio, recojo varias conclusiones.

1.- El miedo está instalado en nuestro día a día. Efectivamente la crisis golpea con fuerza el país, y a las familias españolas, pero el miedo a qué sucederá es más poderoso que la realidad que tenemos. No sé si vosotros lo habéis observado como yo, pero este verano las playas estaban pobladas de gente equipada con todo tipo de víveres paras no tener que acudir al chiringuito en caso de necesidad. Bocadillos, “Tupper’s” con fruta y contenidos varios, neveras repletas de refrescos, cervezas, incluso helados, las galletas de la merienda o el típico sándwich de Nocilla para los más jóvenes. A unos pocos metros de estos despliegues alimenticios chiringuitos y terrazas despobladas, prácticamente con el camarero como único ocupante de este típico territorio veraniego.

BLOG_Playa

2.- No estamos solos. En las playas que he estado yo no había tantísima gente como en años anteriores. Y no solo eso, la gran mayoría de los ocupantes de las toallas y sombrillas, eran nacionales. Sólo un pequeño porcentaje era extranjero, y la gran mayoría de ellos franceses, algún inglés, bastantes de los países del norte y este de Europa (no distingo unas lenguas de las otras, pero juraría que muchos eran rusos), y casi ningún alemán, cosa que me ha extrañado mucho, ya que son habituales de nuestras playas y chiringuitos. En definitiva, la sensación, ya que no he hecho ningún censo, es que nuestros vecinos europeos tampoco están muy tranquilos respecto a la situación económica, y que les han metido, al igual que a nosotros, el miedo en el cuerpo.

P1000291 [Resolucion de Escritorio]

3.- Los precios igual o al alza. Curiosamente, y a pesar de la poca afluencia de público en bares y restaurantes de nuestra geografía, los precios siguen estancados o han subido un pelín. Es cierto que los restauradores tienen márgenes ajustados en muchos de los productos, pero otros no tanto, y no sé si la opción de mantener y subir precios es la mejor estrategia, eso lo decide cada uno, que para eso son dueños de su negocio.  Entiendo que su situación es muy difícil y se ha agravado con el paso de los últimos meses, pero creo que estancarse en más de lo mismo y no va a ayudar a que salgan del mal momento que viven y sufren. 

Me entristece y me pone mal cuerpo ver esta situación en nuestros zonas turísticas, de las que vive una importante parte de nuestra economía y nuestro pueblo. Ver bares y restaurantes de toda la vida, cerrados, en alquiler, desmantelados, negocios cerrados, locales en venta …

1284899234_122385895_1-Local-comercial-en-venta-68m2-1-aseo-subrogacion-hipotecaria-opcional-Can-Rull-1284899234

La sensación de miedo y angustia que padecemos, es en parte provocada por la realidad que estamos viviendo, y en parte por el miedo que han conseguido meternos en el cuerpo, medios de comunicación y políticos que no generan confianza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s