Cuerpo y mente, la superación humana

Os dejo una entrada que ya colgué en Diciembre de 2009, pero que sin duda vale la pena revisar. Disfrutad de este fantástico vídeo, y si tenéis más curiosidad, entrad en el mundo de la apnea. Es increíble ver los límites del ser humano "aparentes", rebasados de sobra.
Son unos de mis vídeos preferidos, me pone la carne de gallina, los pelos de punta, la emoción se dispara, no hay palabras para describirlo.

Os dejo el nuevo récord que batió el gran Trubridge en Diciembre del 2010, 101 metros de profundidad.

Se sigue superando.

 

"De nuevo, el gran blog <a href="http://www.fogonazos.es/">Fogonazos</a>, nos hace llegar una noticia de superación y poderío, tanto mental como físico.

<a href="http://en.wikipedia.org/wiki/William_Trubridge">William Trubridge</a> consiguió el récord del mundo de apnea libre.
88 metros de profundidad, a pulmón y sin ayuda de aletas, ni lastre. Una auténtica proeza sólo al alcance de un superhombre. La preparación física es brutal, pero la mental en esta especialidad es mayor si cabe.
En el vídeo podéis ver como el apneista absorbe el aire, y llena sus pulmones al máximo, una técnica muy difícil que requiere de una pericia y una práctica muy específicas y difíciles de adquirir.
Disfrutad de este fantástico vídeo. Pone los pelos de punta ver a William bajar a un ritmo suave y constante. Fijaos en la técnica de nado, sincroniza todo su cuerpo a la perfección, es como un pez.

Cuando vayáis a la playa, intentad sumergiros y bajar unos metros hacia abajo a pulmón, sin ayuda de aletas ni de lastre, comprenderéis el mérito que tiene lo que este superhombre hace."

Anuncios

Cuerpo y mente, la superación humana

De nuevo, el gran blog Fogonazos, nos hace llegar una notícia de superación y poderío, tanto mental como físico.

William Trubridge consiguió el récord del mundo de apnea libre.
88 metros de profundidad, a pulmón y sin ayuda de aletas, ni lastre. Una auténtica proeza sólo al alcance de un superhombre. La preparación física es brutal, pero la mental en esta especialidad es mayor si cabe.
En el vídeo podéis ver como el apneista absorve el aire, y llena sus pulmones al máximo, una técnica muy difícil que requiere de una pericia y una práctica muy específicas y difíciles de adquirir.
Disfrutas de este fantástico vídeo. Pone los pelos de punta ver a William bajar a un ritmo suave y constante. Fijáos en la técnica de nado, sincroniza todo su cuerpo a la perfección, es como un pez.

Cuando vayáis a la playa, intentad sumergiros y bajar unos metros hacia abajo a pulmón, sin ayuda de aletas ni de lastre, comprenderéis el mérito que tiene lo que este superhombre ha hecho.