No esperes …

Eso me dijo un buen amigo hace pocos días, no esperes que nadie te soluciones la vida. Sin duda, llevo mucho tiempo en esa convicción, en ese planteamiento de vida, pero de vez en cuando necesito el cariño, el apoyo y tener la sensación de no estar solo.

Hace ya unos años decidí que yo guiaría mi vida, tomaría mis decisiones y llevaría a cabo mis planes y objetivos, sin esperar nada de nadie. Con el tiempo me he dado cuenta de mi error. Está bien ser firme en tus planteamientos y tirar para adelante para conseguir tus objetivos, pero yo, como ser relacional que me manifiesto, necesito a los demás.

Necesito que mi entrono también sea comprensivo conmigo, que no condescendiente. Necesito que alguien de vez en cuando me eche un cable y me diga que no desespere, que todo llega cuando uno se lo trabaja. Necesito que alguien esté a mi lado por tener su calor y su aliento.

Necesito saber que no soy el único que se siente así.

Así me siento de humano, de vulnerable y de necesitado de mi entorno. Y en algunos momentos me pareció debilidad y flojera, pero no es así.

Gracias por estar ahí. Gracias por empujarme, por prestarme el hombro, o por simplemente regalarme un abrazo.

Sigo adelante, rumbo fijo y a pesar del viento en contra, llegaré a mi destino.

Longevidad y Salud

El pasado domingo, en la 2 emitieron un documental fascinante. El misterio de los centenarios. En le documental se explicaba como en todo el mundo crecen los grupos, o entornos, sí, sí grupos o entornos, en los que la media de edad es superior a la media de la zona, el país o el continente. La mayoría están por encima de la media mundial.

El documental que recomiendo, abundaba en las razones de esta sorprendente longevidad en según qué entornos. El récord lo ostenta Japón, y Okinawa es su estandarte, a pesar de la Batalla de Okinawa, que mermó de manera importante su población.

Foto: 2GM Blog

Una de las teorías de esta longevidad, es que la dieta de los centenarios de todo el mundo es baja en calorías y en la que se consumen pocas cantidades de comida. Lo que favorece una bajísima tasa de enfermedades cardiovasculares. La actividad física de los pastores, intensa y sostenida en Cerdeña, Italia, también repercute en su prolongada edad.

Pero estas no son las únicas explicaciones que sustentan esta extensa longevidad.

A la semana siguiente mi amigo Miguel Ángel me regaló un libro: Fueras de serie de Malcolm Gladwell. En el primer capítulo del libro se habla de las peculiaridades de una población en Pensilvania. Roseto (población italiana situada al sureste de Roma) da también el nombre a una ciudad del estado de Pensilvania (USA), debido a los inmigrantes italianos que se instalaron allí a finales del siglo XIX. Esta población estaba muy por debajo de la medía en enfermedades cardiovasculares, en el libro se dice:

image

El doctor Wolf estuvo investigando con sus colegas médicos y sociólogos de la universidad de Oklahoma (año 1850) y a pesar de que la población tenía hábitos alimenticios muy similares a los del resto de los estados de la costa este, y no realizaban un ejercicio más allá del habitual del ir a trabajar, comprar, etc. sí había un hecho diferencial. La vida social, el entorno de seguridad y el apoyo de la comunidad eran la gran diferencia con el resto de comunidades.

En Roseto se habían importado las costumbres sociales de la madre patria. La vida en la calle, las comidas en familia, el compartir vivienda varias generaciones, facilitaban un estado anímico y emocional que en consecuencia proporcionaba un estado de salud óptimo.

El el documental de la 2, también hablaba de los Adventistas como comunidad muy longeva. En este caso, uno de los factores de la elevada edad de sus miembros y su salud de hierro, al igual que en Roseto, es el soporte y el apoyo de la comunidad y los momentos en “familia”.

En el documental no se hablaba del buen humor, pero se percibía en la gran mayoría de centenarios, sonrisas, carcajadas y positivismo ante la vida. Sin duda, el reir y tomarse la vida con humor les ayuda a vivir mejor y más tiempo.

Hay otro factor que se cita en el documental que me parece de una importancia capital, en la gente de avanzada edad, lo que les empujaba a vivir más, era que le habían encontrado el sentido a la vida, sabían por qué querían vivir, tenían un objetivo vital.

Dos ciudadanos de tercera edad sonriendo a cada uno de los otros Foto de archivo - 6398176

Foto:123RF

No sé si queréis vivir mucho, pero si queréis vivir mejor el tiempo que paséis pro aquí, os recomiendo que sigáis estos ejemplos. Rodearos de una comunidad que os apoyo y os genere seguridad y confort, y tomaros la vida con buen humor, relativizando los problemas y siendo positivos en todo momento.

Es curioso, pero estos también son pilares fundamentales de la Resiliencia, como cuento en mi libro Gana la Resiliencia.

Mejor así, la crisis es un mito

Ayer volviendo de viaje escuché en la radio una interesantísima encuesta.

Habían preguntado a niños y niñas sobre la crisis.

Las respuestas son atronadoras y toda una lección de positivismo.

Una de las palabras que menos les gusta escuchar es "crisis".

Notan, sienten y padecen la crisis en su día a día, dicen que sus padres están de peor humor, más irascibles y que les brindan menos atención desde que empezó esta fiesta global en la unos pocos se enriquecen y unos muchos se empobrecen a pasos agigantados.

Perciben el mal estar de sus padres, el estrés y la sensación de impotencia de sus progenitores. A veces pensamos que no se enteran de qué va la película, inocentes criaturas, nosotros, claro.

Pues bien, ellos proponen un par de recetas, bastante asequibles y fáciles de llevar a cabo.

Proponen más tiempo juntos en familia, con mejor rollo. Risas, buen humor y cariño entre todos los componentes del grupo o familia.

NIOS2_~1

 

Están dispuestos a sacrificar, atención, chuches, cromos, cuentos y caprichos innecesarios. Porque dicen " hay que ahorrar y todos debemos ayudar".

Les preocupa tanto el asunto, que están dispuestos a sacrificar sus más grandes vicios por el bienestar familiar.

Pero lo más fascinante, y lo repito de nuevo es que para ellos la crisis es el malestar y poco cariño que reciben o perciben en casa. Para ellos la falta de dinero es una causa de su crisis. Se sienten impotentes para luchar contra lo que ven que a sus padres les está convirtiendo en malhumorados y poco sensibles individuos.

Reír mucho en casa todos juntos, es su conclusión y la solución a todos nuestros problemas, según ellos.

 NIOS%2~1

Esto, al menos, merece una reflexión. Merece que tengamos en cuenta que ellos están padeciendo nuestras preocupaciones y nuestro estado de tensión.

Si no podemos desterrar nuestros problemas económicos por razones externas a nosotros, al menos cambiemos nuestra actitud, ser positivo nos hará sentir mejor, nos facilitará cambiar el punto de vista y sobre todo, a ellos les hará felices.

Ponedlo en marcha, YA!!!!

El paro, nada nuevo

De nuevo las cifras del paro en España suben, más gente sin trabajo y menos gente cotizando a la seguridad social.

¿Dónde vamos?

¿A dónde nos lleva esto?

¿Qué están haciendo nuestros dirigentes?

¿Qué hacemos nosotros?

Tremendas preguntas, y con una muy difícil respuesta. LO que cada día tengo más claro es que nuestros dirigentes, los de ahora y los que estaban hace dos días, no consiguen resultados, al menos a corto plazo. Esto nos pone en una situación muy compleja.

07CrueldadDeLaMiseria

Cada día más familias dejan de ingresar uno o los dos sueldos que entraban en casa. Ya no es una cuestión de vivir mejor o peor, es simplemente una cuestión de vivir o no.

En teoría todos debemos tener una casa, un trabajo y una vida, todo esto digno según la constitución, una constitución que cuando hace falta nos la pasamos por el arco de triunfo.

Pues bien, hay familias que no tienen, ni trabajo, ni casa, ni nada que comer, y además deben un montón de dinero a las entidades financieras. ¿Qué pueden hacer?

KUT - Pisos

No soy un entendido en economía, pero tengo una sospecha, y es que si siguen cercándonos con impuestos, bajándonos los sueldos y subiendo los precios, la cosa no va a mejorar.

Se habla de la reactivación de la economía. No creo que las medidas que se tomó el gobierno anterior, ni las que está tomando este vayan a reactivar nada, como no sea una revolución del pueblo. Simplemente no entiendo como la obsesión por disminuir el gasto público, y que el estado no esté endeudado, nos va a llevar a recuperar ligeramente el consumo y a crear puestos de trabajo.

En mi poco entendimiento de macroeconomía y mi absoluta ignorancia del funcionamiento de este sistema, no veo ningún atisbo de posibilidad de salida del hoyo, si no al contrario, creo que cada vez es más hondo.

Siguiendo con mi simplificación del asunto, si no tengo, no gasto, si no consumo, no muevo el dinero, y si no lo hago tampoco provoco que la industria, los servicios o la agricultura y la pesca vendan un clavel. Con lo que si no se vende nada, las empresas no necesitan trabajadores, y por tanto se van a la calle o cierran la empresa. En consecuencia, hay más gente que o tiene y por tanto no puede gastar, por lo que la bola se va haciendo, más y más grande.

Estoy perdido, no veo el final del túnel.

tunel_trax

Tengo claro que el despilfarro y el festival de gasto que tuvimos años atrás no volverá, y que hay que hacer ajustes importantes. Trabajar más por un poco menos, pretender tener menos y olvidarnos de la opulencia y la gran vida. Pero nos hemos pasado de frenada, ahora hay gente, familias enteras que no tienen ni para comer, ni para abrigarse, ni para nada. ¿Qué alternativas tienen?

Me preocupa la situación, y me preocupa la indiferencia de muchos. Me preocupan "los mercados" que nos tienen agarrados por el cuello y nos hacen bailar a placer. Me preocupa que muchos no puedan estudiar, ni investigar, ni tener las condiciones necesarias para crear y generar conocimiento.

Nos empujan a la economía de supervivencia, y eso limita y asfixia.

¿Cuándo va a acabar esto? Pues nunca, vivimos otra realidad, y la única solución es afrontarlo. A pesar de esto, si los que manejan el barco no definen de una vez el rumbo, no podremos ni adaptarnos a la nueva realidad.

Cuando nos van a apoyar de verdad y van a dejar de salvar su culo estirado. No veo acción, no veo reacción, no veo ideas, no veo capacidades, no lo veo.

Sigamos preocupándonos del fútbol, del congreso del PSOE, de salir bien en la foto, y demás estupideces, que lo único que consiguen es enturbiar el camino y hacernos olvidar por unos momentos que lo único que nos saca de esto somos nosotros mismos, remando con más fuerza que antes y exigiendo lo que nos merecemos: responsabilidad y trabajo por parte de todos.

La necesidad, el ajuste

De nuevo reitero mi idea de ajustar mis necesidades reales con mis necesidades aparentes.

Estamos pasando unos momentos muy complicados y difíciles, en los que perdemos poder adquisitivo, capacidad de ahorro, y tenemos que dejar de hacer un montón de cosas que hasta ahora formaban parte de nuestro día a día.

Hasta ahora, hemos sido capaces, ya sea por nuestros sueldos, nuestras inversiones, por herencias, o por la razón que sea, de mantener un ritmo de vida con todo lujo de cosas, cositas y demás "vicios".

 

porsche

 

Ahora, los mortales, o gente trabajadora lo tenemos crudo y o no tenemos trabajo, o nuestros sueldos se han ajustado escandalosamente, o hemos dejado de percibir "extras", o simplemente se ha encarecido todo a nuestro alrededor. Y no es que hayan subido tanto los precios, pero no nos llega para pagar según que cosas.

Así pues, no nos ha quedado más remedio que ajustar y liberarnos de aquellas necesidades aparentes. Necesidades aparentes como 2 vacaciones al año a todo lujo, "sin reparar en gastos que estamos de vacaciones". Como un cochazo grande, amplio y con un motor gigantesco que gasta como un demonio. Como un lujoso piso en el centro + apartamento en la playa, "para qué nos vamos a privar de nada". Y un largo etcétera de cosas, cositas y cosazas que nos hacían la vida mucho más agradable.

 

verano

Pero retomo el término necesidades aparentes, para plantearos que no son necesidades reales, nos las hemos / nos las han creado en base a un canon de vida ficticio y basado en el consumo sinfín y en el gasto abusivo.

Pedir un crédito para ir de vacaciones era normal hace tres años. Pedir una ampliación de hipoteca (a 30 años) para pagar un bien como un coche, cuya vida útil no supera en la mayoría de los caso los diez años, era normal. Pedir otra hipoteca para comprarnos el apartamento en la playa o a pie de pistas, era normal.

Pues parece que todo esto se ha acabado, sin tener en cuenta a la gente que ya no tiene casa, porque no puede pagar la hipoteca, y sigue teniendo una deuda impagable con su entidad financiera. O la gente que tiene que acudir con su familia a los centros de acogida para comer caliente. Esto ya es muy grave.

Eso es mucho más grave, pero oigo gente quejarse por no poder seguir manteniendo esos lujos, o necesidades aparentes que decíamos antes.

Paremos, pensemos, reflexionemos. ¿Qué pasa si no puedo irme a esquiar este año? ¿Qué pasa si no tengo el último modelo de mi marca favorita de coches en la puerta de casa?

 bc522_aprender a leer

 

¿Qué pasa si no me puedo ir a comer a los mejores restaurantes? ¿Qué pasa si no puedo ir a un hotel quince días en verano? ¿Qué pasa? Pues realmente no pasa nada.

No pasa nada de nada, seguimos siendo personas que tiene amigos, familia, hobbies que podemos pagar, como leer, ir al cine o pasear. Seguimos teniendo un techo y un coche que nos lleva al trabajo o la montaña, o a la playa.

A nosotros no nos pasa nada, simplemente, tenemos que realizar un ajuste. Dejar aparcados nuestras necesidades aparentes, para retomarlas cuando podamos. A lo mejor podemos ir a cenar a los mejores restaurantes una vez al año, pues bien, a lo mejor sólo podemos ir a esquiar cada 3 años, pues bien, bien porque podremos seguir haciéndolo.

imagesCA67F5XR

 

Hay dos maneras de conseguir mantener nuestros pequeños lujos, una, ahorrando y la otra disminuyendo la frecuencia. Seguramente hay más, pero estas dos son bastante eficaces.

A pesar de todo, pensemos de nuevo en los que duermen debajo del puente, o que comen caliente una vez a la semana. O peor, vayámonos fuera de nuestro país, hay gente que no se puede ni plantear comer todos los días, ni aprender a leer, ni beber agua fresca en verano, ni tantas y tantas cosas que tenemos y no valoramos.

Hay que hacer un ajuste, esa es la necesidad real. Y seguro que podremos seguir siendo felices. Disfrutaremos mucho más de las pequeñas cosas.

Probad a ver.

Me han robado

Leyendo el periódico el domingo un escalofrío le recorrió la espalda. Niños robados, alrededor de 1975, no es posible pensó para sí. Apuró el café y siguió con su ritual matutino dominguero. Después dl café y la tostada bañada en aceite un buen paseo a buen ritmo para despejar la mente y desengrasar los músculos.

TOSTADAS

Durante su paseo le siguió dando vueltas al asunto que le había sorprendido mientras leía el periódico. Niños robados de sus madres para venderlos. Madre mía, que barbaridad, quién podría hacer una cosa así, y menos una monja. A pesar de no ser nada religioso, creía en la labor de ayuda al desvalido de las monjas, siempre las había admirado por su devoción y su capacidad de sacrificio con los demás.

Llegó a casa y le preguntó a su mujer que hacía falta para preparar la comida. Así que cogió la lista y se volvió a la calle, dejó el coche y decidió ir andando a pesar de que su destino estaba a más de 40 minutos andando, pero el clima acompañaba, y sabía que pronto, debido al calor, no se podría permitir esos lujos.

Compró lo que faltaba, lechuga, cebolla, unos preciosos tomates, que olían que daba gusto, y unos pimientos asados envasados en cristal. Se dirigió a la caja y liquidó la cuenta, lo metió todo en la bolsa que llevaba en el bolsillo de la chaqueta, y salió a la calle tan feliz.

De vuelta a casa se encontró con un vecino, buen amigo, y anduvieron el resto del camino juntos. El vecino le comentó la noticia que a él le había sorprendido esa mañana al leer el periódico. Y le dijo que un amigo de juventud había descubierto hacía unos meses que él era uno de los afectados, le habían robado, y a pesar de adorar a sus padres llevaba una buena temporada sin hablarse con ellos por haber cometido tal atrocidad. Pensó que él no lo podría soportar.

En ese momento le asaltaron todos los temores del mundo. Había nacido en el año 1974, y era adoptado, sus padres se lo habían dicho cuando era muy joven. Había nacido en una de las clínicas afectadas por el caso que ahora se investigaba. Todo cuadraba, menos sus padres, ellos no eran así. Era una familia acomodada, con capacidades económicas en aquel momento, y no podían tener hijos. Le contaron que lucharon por conseguir adoptarle durante mucho tiempo y que tras muchos fracasos y frustraciones lo consiguieron.

Sin darse cuenta aceleró el paso, tanto que su amigo no le podía seguir. Se despidieron y se fue a casa casi corriendo.

Llegó con la lengua fuera, y respirando con dificultad. Se paró en el descansillo y tomó aire, intentó serenarse, pero su corazón no le daba tregua, latía a mil por hora.

Metió la llave en el bombín, y abrió la puerta. Sus padres ya habían llegado, se encontró a su madre llevando una fuente de canapés a la mesa, y a su padre leyendo el periódico en el sofá. Les miró asustado, preguntándose si era posible que aquella gente maravillosa que le había criado, educado con firmes valores hubiera sido capaz de aquello.

Su padre le miró y al principio le sonrió, pero después su cara se fue tornando en una aterradora sombra e incluso le pareció que encogía. Había visto el periódico que llevaba bajo el brazo, él también lo estaba leyendo.

Su padre le indicó que se sentara a su lado con un gesto. Llamó a su madre y le pidió que se sentara también. Cerró el periódico, y le puso la mano en el hombro cariñosamente.

Efectivamente hijo mío, lo que te temes es cierto. Estamos muy arrepentidos de lo que hicimos, nuestra desesperación nos nubló la conciencia, y hicimos algo terrible.

Antes de que pudiera digerirlo, su padre siguió. Cuando tenías doce años buscamos a tu madre biológica, y la encontramos, pero muerta, había padecido una enfermedad fulminante.

Las lágrimas le brotaron, los sentimientos se contradecían dentro de sí, estaba confuso y perdido. Era lo peor que sus padres le podían decir. LE HABÍAN ROBADO. Habían pagado a alguien para que le separaran de su madre y se lo entregara a ellos. Se sentía como un producto cualquiera que se puede comprar en un súper. No podía concebir nada más terrible para una madre que le robaran a su hijo.

Ahora mismo les odiaba, les despreciaba como seres humanos. No sabía si algún día les podría perdonar.  Les echó de su casa, de muy malas formas.

Los años pasaron, no había vuelto a ver ni a saber de sus padres. Un día recibió una llamada, era su padre, le anunciaba con voz temblorosa que su madre había muerto. Se entristeció, y a pesar de no haber perdonado a sus padres por aquel acto despreciable, sintió una pena terrible por no haber vuelto a ver a su madre.

Fue al entierro, y se reencontró con su padre. se abrazaron, y a pesar de no haberle perdonado, intentó comprender, y le dio un abrazo. Sabía que a su padre tampoco le quedaba mucho de vida, se lo había dicho su tío. Prefería que pudiera morir en paz.

abrazo_padre_hijo

A él no le habría gustado morir con esa carga y además sin el perdón de su hijo querido.

Pero jamás comprendió la maldad de esa gente que robó y vendió bebés.

Vidas robadas. Noticia en El País cuenta las terribles historias de muchos niños y niñas que fueron arrebatados a sus padres para venderlos.

Tremendas historias sin un posible final feliz. ¿Qué pueden hacer? ¿Odiar a sus padres adoptivos? ¿Encontrar a sus padres verdaderos y recuperar los años perdidos? Para mí, nada de esto es posible. La huella y el dolor de estas circunstancias son profundas y de difícil curación.

Después de la Boda

En la 2, siguen regalándonos con buen cine, calidad y buenas historias sin anuncios, cosa que es de agradecer en los tiempos que corren. La película acaba a una hora muy prudente y no te has tenido que tragar innumerables comerciales que te hacen perder el feeling con la película.

El lunes la oferta de cine en la 2, suele ser de cine europeo, el martes, cine español, el miércoles clasicazos como la copa de un pino, y el jueves más cine, no recuerdo la temática. El viernes Documentos TV, un valor seguro de la televisión que pagamos todos.

Pues bien, ayer en la 2 estuve disfrutando de una bella película, “Después de la Boda”.

 

1860388313

 

Una película muy interesante, con unas interpretaciones de mucho nivel. Una historia que se va desentrañando a medida que avanza el metraje. Sencilla y bella, ¿que más se le puede pedir a una película?

Sinopsis:

Jacob (Mads Mikkelsen) ha dedicado su vida a ayudar a los niños de la calle en India, pero el orfanato que dirige está a punto de cerrar por falta de fondos. De pronto, recibe una oferta inesperada. Un hombre de negocios danés, Jorgen (Rolf Lassgard), está dispuesto a donar 4 millones de dólares siempre y cuando Jacob cumpla con ciertos requisitos.
En primer lugar debe ir a Dinamarca y en segundo lugar, debe ir a la boda de la hija de Jorgen.
La boda se convierte en un encuentro entre el pasado y el futuro, enfrentando a Jacob al mayor dilema de su vida.

Después de la Boda, es una película que habla de secretos, de cómo se puede vivir con alguien, querer a esa persona, ser parte de una familia… y seguir escondiendo verdades muy importantes a las personas a las que se ama sin sentir la más mínima vergüenza.

Susanne Bier (Directora)

A mí me dejó muy buen sabor de boca, buen rollo como suelo decir, a pesar de la tristeza de algunas de las cosas que suceden en el film.

La recomiendo a quién tenga ganas de pasar un rato entretenido y salirse del cine convencional y comercial que nos suele ofrecer la televisión.

Una buena elección para los lunes, es ver “El Cine de la 2”. El resto de programación es tediosa, reiterativa y grotesca en alguno de los casos.

Lo de “españoles por el mundo”, “callejeros viajeros”, etc. está muy gastado, y cada cadena tiene el suyo, formato exactamente igual, y cambio de personajes. A veces incluso coinciden los destinos.

Os emplazo a probar con el cine de la 2, tremendamente interesante.

Un nuevo mundo

Como ya comentaba en mi entrada anterior, el levantamiento del pueblo egipcio está cambiando nuestro mundo.

celebracion

Hoy 11 de Febrero de 2011 ha sido echado del poder un tipejo que llevaba 30 años apalancado en el gobierno. El pueblo ha triunfado, un pueblo oprimido, deprimido, pobre y extorsionado pro las fuerzas policiales afines al régimen de Mubarak.

Esto supone un gran paso en el mundo árabe. El rey de Jordania ya ha puesto a “remojar sus barbas”, Túnez sigue en movimiento, y el Rey de Marruecos ha afirmado que desde que ellos gobiernan ha habido grandes avances en su país, ja ja ja. Marruecos es otro régimen autoritario y manejado a placer por una familia, que se vayan preparando.

Podemos plantear muchas hipótesis de lo que va a suceder a partir de ahora, pero seguramente no acertaremos del todo en ningún caso.

Lo que sí es importante, es que un pueblo ha repudiado y desbancado a un gobernante corrupto y represivo. A partir de aquí, lo que vaya a ocurrir es evolución y progreso de unos pueblos que están sometidos en la pobreza y en el pensamiento.

Se abre un universo de posibilidades a todos los niveles, aunque seguro que nuestro mundo avanzado y moderno mojará pan en la nueva situación, pero también es seguro que estos nuevos horizontes traerán bien y mejoras para todos los que se apunten al carro.

Galería de imágenes del país.com

Estas cosas me emocionan profundamente, soy un chico fácil, es cierto, pero admirar el triunfo de un pueblo reclamando su libertad, es una de las cosas más grandes que se pueden vivir. Es fantástico ver a gente de toda clase uniéndose para lograr un objetivo tan importante y sensacional.

Viva el pueblo que lucha por sus derechos y libertades!

Vivan las personas que creen en lo que hacen y exigen lo que les corresponde!

Un día en Gaza

Cuelgo de nuevo una entrada antigua, creo que no debemos olvidar lo que ocurre en otras partes del mundo, y aunque creamos que esto no va con nosotros, sí va con nosotros, recordad la teoría del caos, y si no os convence, pensad por un momento en las consecuencias que tienen los conflictos que ocurren en el mundo, sin ir más lejos echad un vistazo al precio del combustible hoy, y comparadlo con lo que pagábamos antes de la inmoral guerra de Irak, por citar un ejemplo.

Demonstrators-clash-with--008

Además hoy, a principios del año 2011 están ocurriendo una serie de acontecimientos en el mundo árabe que son de trascendental importancia. Ocurra lo que ocurra en los países árabes que está habiendo revueltas, ya ha cambiado algo para siempre, el pueblo exige sus derechos, como seres humanos que son, y estas demandas están por encima de la religión. Se están produciendo en contra de regímenes dictatoriales y radicales, sistemas de gobierno poco legítimos y menos democráticos. Están hartos, y quieren un cambio en sus vidas. Túnez, Egipto, Yemen, …

Aquí os dejo de nuevo una pequeña historia ficticia, pero que podría ser muy real. 

personas_han_perdido_vida_disturbios_Cairo

Se me ha ocurrido escribir como podría ser un día en una familia de Gaza. Esto me ha surgido después de escuchar una noticia, 300 niños muertos en tres semanas de guerra y 1.500 heridos. Es una cifra intolerable y vergonzosa, ¿qué les pasa a estos tipos? ¿Qué hace el resto del mundo? ¿De qué va esta historia?

Esto es ficción, inventado por mí, pero, podría ser.

Ahmed (quiere decir: el más fervoroso adorador) se despertó sobresaltado, en la casa no se oía ni un solo ruido. Se levantó de un salto y comprobó que toda su familia seguía allí, bueno lo que quedaba de ella, porque había perdido a tres hijos por culpa de la maldita guerra.

El mayor de sus hijos, Akram (quiere decir: muy generoso) creyó que si se sacrificaba conseguiría el cielo para él y la salvación para su pueblo, pero lo único que consiguió fue asesinar a más de treinta personas, mujeres y niños haciendo estallar su cuerpo envuelto en explosivos en territorio judío. Sólo tenía veinte años el muy insensato, dijo su padre entre lágrimas, cuando le dieron la noticia.

Sus dos hijas mayores, Baraka (quiere decir: bendición) y Fath (quiere decir: victoria) fueron apresadas al poco tiempo de de la muerte de Akram para ser interrogadas y nunca más volvieron a saber de ellas.

La familia de Ahmed, se había deshecho, había sido aniquilada. Su mujer Ihsân (quiere decir: beneficiencia) jamás había superado la muerte de su primogénito, nunca más quiso vivir, y esperaba que algo o alguien se la llevara con sus hijos desaparecidos.

Así que Ahmed fue a la habitación de los pequeños, Husain (quiere decir: pequeña belleza) una preciosa niña de siete años y Muhtadi (quiere decir: debidamente guiado) un niño de diez años. Estaban durmiendo plácidamente, con la boquita abierta, y enredados entre ellos y las sábanas como si se hubieran querido hacer un nudo para que, jamás, nadie les separara.

Después de comprobar que estaba todo en orden, se lavó y se vistió, hacía mucho frío, y se abrigó con toda la ropa que encontró en su armario. El armario estaba prácticamente vacío, entre los cambios de casa, huyendo de las bombas y los asedios de los israelíes, y lo que había regalado para que otros no pasarán frío, pudieran taparse los pies o simplemente llevar un pantalón o una camisa para cubrirse.

Salió a la calle con cautela, primero escuchó tras la puerta, acercando el oído a la fría madera, y después oteando por debajo de la puerta, arrodillándose en el suelo. Después Entreabrió la puerta y se asomó para comprobar que no había ningún movimiento sospechoso en la calle. Puso los dos pies en la calle, se quedó parado, como si estuviera al borde de un precipicio a punto de caer, con los pies muy juntos alineados sobre una marca imaginaria.

Empezó a andar, iba al mercado negro a conseguir un poco de leche y una hogaza de pan para que su familia pudiera desayunar. Hacía tres días que prácticamente no comían, las tiendas estaban vacías, y los mercaos tradicionales, o habían sido bombardeados y saqueados. Sólo se podía conseguir comida en la sede de la ONU y en el mercado negro. En la ONU daban comida, unos mínimos, pero era suficiente para sobrevivir todo el día una família como la suya. El problema es que el día anterior, de buena mañana los malditos bombardeos habían arrasado la sede que había en Gaza, y que había servido de refugio y de fuente de alimentos a muchas familias. Ahora sólo quedaba el mercado negro, dónde se pagaban precios exorbitados por una ración de pan y una frasca de leche. Pero Ahmed debía gastar su dinero en darle de comer a su familia, y le daba igual el precio.
De vuelta a casa, tuvo que correr a esconderse varias veces al oir el ruido de las cadenas de los tanques israelíes. Una de las veces casi se le derrama la leche, y maldijo por primera vez en su vida a esos molestos vecinos. Él había trabajado mucho tiempo en el territorio exterior, en Israel, y conocía a muchos judíos que eran buena gente y que siempre le habían tratado muy bien, con respeto, incluso a veces poníendose de su lado cuando el ejército había bombardeado la franja, o cuando no le dejaban entrar a trabajar. Su jefe en la fábrica de juguetes le decía que no se preocupara si no le dejaban pasar, él siempre conservaría su trabajo, y siempre le guardaría una silla para cuando lo necesitara.
Al llegar a casa, empezaba a haber movimiento, su mujer y su hijo ya se habían vestido y se estaban calentando al lado de la estufa que había en la cocina. Esa estufa siempre iba con ellos, era una de las pocas cosas que conservaban después de las ocho mudanzas forzadas que habían tenido que realizar. Ahmed pregunto por su hija Husain, y su esposa le dio que estaba todavía descansando. El médico le había dicho hacía una semana que la criatura debía tener reposo y total tranquilidad, porque si no volvería a tener un ataque de ansiedad, incluso que podría derivar en un infarto si el estado de nerviosismo y la presión eran muy grandes. Ahmed sufría mucho por esto, era su joya, su hermosa niña, lo que más quería en el mundo, y la sola idea de perderla le tenía muy malhumorado todo el día.
Desayunaron lo que Ahmed había traído más unas galletas que el día anterior les había dado un vecino. Después recogieron todo como si se fueran a mudar de nuevo y lo cargaron en la furgoneta. Esperaban que empezaran los bombardeos, como cada día más o menos a media mañana. Hasta ahora habían tenido suerte, la zona dónde vivían sólo había sido atacada elpriemr día y no había quedado muy afectada, todavía las calles seguían asfaltadas y prácticamente todos los edificios en pie. Pero tenían que estar preparados para lo peor, así que Ahmed cerró todas las persianas y sólo dejo una ventana abierta para escuchar y ver lo que ocurría en el exterior.
Empezaron a caer las bombas y la pequeña Husain empezó a temblar, Ahmed la acogió en su regazo e intentó tranquilizarla, acariciándole el pelo, y frotándole la espalda suavemente.
Las bombas empezaron a caer más cerca, incluso se empezó a sentir el terrible olor de fuego y cemento derrumbado, el polvo entraba por la única ventana abierta dentro de la casa, y Ahmed tomó la decisión de coger a toda su familia y salir a buscar un refugio mejor. Al pasar por la cocina, recogió deprisa y corriendo la poca comida que había quedado encima de la mesa, y tiró de la mano de su hija. Comprobó con la mirada que su mujer y su hijo Muhtadi les seguían de cerca. De repente una bomba cayó muy cerca y por un momento quedó aturdido por el estruendo y el polvo que llenó sus ojos, de nuevo siguió avanzando, comprobó que su mujer y su hijo venían detrás. Cuando cruzó la calle y apenas había andado cincuenta metro se dio cuenta de que había dejado atrás a su hija. Una sacudida le quebró el corazón, y tuvo una fuerte sensación de dolor y pérdida. Dejó todo lo que llevaba a cuestas y volvió sobre sus pasos, encontró a la pequeña en el quicio de la puerta, acurrucada en el suelo, temblando como un flan, y cuando la pequeña levantó la cabeza, Ahmed vió en su cara el terror, la cara desencajada, la boca entreabierta, y descubrió que intentaba decirle algo mientras respiraba apresuradamente. Se acercó a ella para calmarla, y ella le musitó cerca de la cara: "papá, te quiero mucho, no te preocupes estoy bien, todo va salir bien. Mañana quiero volver a desayunar tan bien como hoy, gracias por el desayuno, papá" y de repente se paró, paro de respirar y se estremeció de la cabeza a los pies. Husain murió en aquel mismo instante.
Había sufrido un ataque al corazón.
Ahmed se rasgó las vestiduras, tiró los trozos de tela lejos de él, lloró, se lamentó, gritó de rabia y dolor. Su más querida posesión había muerto.
Ahmed se sentó abrazando a su hija, y miró al cielo. Maldita guerra pensó, me ha arrebatado a casi todos mis hijos, me han asesinado, estoy muerto y no quiero vivir más. Los dos bandos han acabado con mi familia y toda mi felicidad.
Aquel día Ahmed abandonó a su hijo y a su mujer y se fue a la mezquita más cercana a entregarse a la causa. Quería morir, y que los que le habían robado y aplastado su amor sufrieran lo que él había sufrido.

Historias como esta, con matices y variaciones se suceden día tras día en Gaza. Es la vergüenza del ser humano, matar por la tierra, o por el miedo, o por si acaso, o por odio, o por religión, o por poder, da igual, aniquilar a un pueblo no es tolerable bajo ningún precepto.

Aquí os dejo una maravillosa canción cantada a dúo por dos mujeres, una judía y una árabe. Una maravilla.

Pensad en todo esto.

Out of order


Estimados amigos que soléis visitar mi rincón. No he abandonado el barco, pero tengo un problemilla con mi ordenador: tengo un virus. Este me ha impedido durante todo el ms de diciembre entrar en el blog y muchas otras páginas, a parte de otro gran número de desastes que me ha organizado en mi documentación personal y de trabajo.
Tenía en mente hacer la típica entrada de fin de 2010, con un “greatest hits” de notícias, sucesos y música, pero no ha podido ser.
Incluso tenía en mente una entrada para los propósitos y objetivos personales y profesionales que me he trazado para este año 2011. Pero aquí me tenéis, más colgado que un coco en una palmera en el trópico.
Una auténtica lástima, pero prometo no perder la oportunidad, y colgar el post con los proyectos del 2011, ya que el resumen del 2010 va a estar un pelín desfasado.

<

Esta situación me ha llevado a darle un par de vueltas a mi mundo 2.0 (camino del 3.0, todo llega). Mi, y la de todos, limitación cuando nos fastidian de esta manera el ordenador, con un virus, o cualquier tipo de avería fortuita e imprevisible. Nos quedamos "out of order" a no ser que tengamos suficientes recursos para tener un par de ordenadores a disposición.
Dentro de lo embarazoso de la situación, he tenido "suerte" y he podido seguir trabajando y haciendo un montón e cosas, pero no todas las que suelo hacer, como escribir en mi bitácora.

Tengo previsto solventar este asunto la próxima semana, si se cumplen mis predicciones, subiré el post sobre mi posible 2011.
Feliz año a todos, que este sea un gran año y que las dificultades económicas se minimicen.

Influenica Social

El día 5 de octubre por la tarde asistí a una conferencia muy interesante en el Simo Network en Ifema, Madrid.

La conferecia la daba mi amigo Rubén Turienzo uno de los mayores expertos en Influencia Social. En la conferencia, dirigida a CEO’s de TIC’s, Rubén se centró, siguiendo uno de sus lemas vitales “La grandeza de las cosas simples” en la capacidad de influir en la sociedad marcando tendencias, generar una potente imagen y una marca referente en el mercado.

El contenido de la charla transcurrió a través de la elaboración de un cóctel, aprovechando cada uno de los pasos para trasladarlo a ejemplos y casos en la vida de las organizaciones. Temas como la frescura, la innovación, la creatividad, las herramientas necesarias, los ingredientes, etc. fueron el eje de una charla de apenas 55′ que se hizo muy amena y que fue muy gráfica.

Los planteamientos de influenica social se basan en crear algo que sea diferente, que el cliente lo necesite realmente, aprovechando nuestras debililezas como lo llama él (convertir nuestras debilidades en fortalezas), sacando a relucir qué hacemos nosotros por los demás que nuestra competencia no va a ser capaz de hacer. Pequeños matices con grandes resultados, Coca-Cola Vs. refrescos de cola, que parecen lo mismo, pèro nunca van a llegar a ser iguales.

La influenica social es generar algo que luego pase a formar parte de la sociedad, y que ésta lo demande como normal. Rubén ponía el ejemplo de los grandes almacenes que empezaron a devolver el dinero si el producto no recultaba satisfactorio, ahora todos los comercios lo hacen porque la sociedad así lo demanda, pero hubo alguien que dió el primer paso, que arriesgó y tomó la iniciativa, unos valientes que marcaron un hito.

Autor de varios libros, en su última creación, Saca la Lengua, podemos leer el enfoque de Rubén Turienzo en la contraportada del libro:

“Descubre en este manual, un nuevo modelo de influencia social para alcanzar todo aquello que siempre has deseado y nunca te has atrevido a reivindicar. Utiliza las técnicas y herramientas concretas para ser la opción preferente y dibuja cada día una sonrisa al saber, que tu éxito está más cerca.

Olvida las etiquetas, los juicios y la frase “siempre se ha hecho así”. Cambia esa actitud del “no me se vender” y comienza a vender lo realmente importante: tus servicios y no tu persona. Abandona la constante crítica y negatividad poniendo en práctica soluciones reales y efectivas para conseguir destacar entre la multitud de oferta.

Saca la lengua es un símbolo de rebeldía, de descubrir nuevos caminos, de intentar solventar los momentos de crisis saliéndose de las normas establecidas. Es una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo y de diferenciación. Utilizando las poderosas herramientas del márketing y aplicándolas a la estrategia personal apostarás por convertirte en una persona empática, fresca, valiente, original, optimista y resolutiva. Una persona dispuesta a optimizar sus capacidades y desarrollar las de su equipo. Una persona que observa a su alrededor y aprende de Ikea, Apple, Pixar, Starbucks… Una persona dispuesta a hacer saltar las normas por los aires en los momentos de crisis, ya que como Einstein dijo:

“No podemos resolver los problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos”

En esta última frase de Albert Einstein, descubrimos la esencia de los planteamientos de Rubén Turienzo en la excelente conferecia que dió en Ifema.

Retorno a los orígenes

A raíz de la crisis que estamos padeciendo, y el incierto futuro que nos espera una vez pasado el vendaval económico, me planteo la siguiente cuestión.

¿Por qué no volvemos al campo?

En realidad no todos, pero creo que hay parte de la población que podría optar por esta alternativa.

Es cierto que somos animales de costumbres, y que sacarnos de la ciudad e irnos al campo, nos parece fantástico durante unas vacaciones o un estupendo fin de semana. Pero irse a vivir allí todo el año, es harina de otro costal.

A pesar de esto, también sabemos que somos capaces de adaptarnos a nuevos medios sin que nos resulte un trauma irreversible y de por vida.

La vida en el campo, no es tan dura como antes. La modernización de la maquinaria, la tecnología disponible y la cercanía de las grandes ciudades, pueden hacer mucho más llevadera la vida que antes era tan dura y sólo para algunos pocos soportable.

Frío en invierno, calor en verano, jornadas interminables de trabajo físico, manos duras como la piedra, y una piel curtida por las inclemencias de la vida a la intemperie.

Ahora, esta vida casi imposible, se ha suavizado mucho, y hace posible que mucha de la gente que vive en las grandes capitales pueda plantearse seriamente hacer la migración a los orígenes de las sociedades que conocemos hoy en día.

La vida en el campo plantea varias ventajas importantes contra la vida en la “city”.
En primer lugar, una de las grandes losas que sufrimos hoy en día, el pago de la hipoteca para la vivienda. En las zonas rurales, el precio es hasta un 70 % más barata, o por el mismo precio tenemos un confortable y espacioso caserón.
La vida, en general es mucho más barata, la compra se puede reducir hasta un 30 %, sin tener en cuenta, que toda buena casa de campo que se precie, tiene su huertecillo y sus cuatro gallinas.
Los desplazamientos en coche son mucho más cortos y seguro, sin atascos. Por tanto el gasto en combustible se puede llegar a reducir hasta un 60 – 80 %.

Podríamos decir que el ahorro de costes que tanto nos preocupa en los tiempos que corren, es muy importante en la vida rural.

En segundo lugar debemos contemplar otro asunto que sólo nos ocupa cuando nos falla, la salud. La vida rural es menos intensa i estresante que la de la urbe. El ritmo más pausado, a veces desesperante para los de ciudad cuando vamos los fines de semana, mucho más sano para nuestro corazón y nuestra mente.
En el campo se dispone de mucho más tiempo para todo, la lectura y la vida contemplativa, son posibles sin estrictas agendas para sacar una horita de vez en cuando para estos menesteres.

Es verdad que el clima es más duro, pero las viviendas de hoy en día están perfectamente climatizadas y adaptadas a la vida acomodada que se cree tener en la ciudad.
La ropa también ha evolucionado mucho. Ya le hubiera gustado a mi bis-abuelo disponer de un forro polar, o un gore-tex cuando salía a pescar, o iba al campo a arar.

Así, podemos ver que lo de emigrar al mundo rural, tiene sus ventajas, aunque también sus desventajas. Pero por que no planteárselo, al menos poner la opción encima de la mesa y darle un tiempo de reflexión y valoración.

Lo veo como una alternativa muy razonable para gente que se ha quedado sin trabajo y las está pasando canutas para sacar adelante una familia o a sí mismos.

¿Por qué no?

Genéricos

Ayer el ministerio de que preside Trinidad Jiménez y las comunidades autónomas llegaron a un importante acuerdo en materia de sanidad. Una importante reducción de gastos basada en una central de compras para material sanitario, la congelación de las plantillas y los salarios en el sector público de la sanidad y un ambicioso acuerdo en el apartado de farmacia.
El cálculo que realizan desde el miniterio se tarduce en un ahorro de unos mil quinientos millosnes de euros al año. La verdad, no está nada mal.
Lo que echo en falta en este importante acuerdo es un asunto que ya he visto en otros países y que funciona perfectamente.
También es referente al apartado farmacia. En países como Alemania, los medicamento se sirven según la necesidad del paciente o la receta que estipula el médico. Es decir, si el médico receta un tratamiento de 4 días, a una cápsula cada 8 horas, en la farmacia te dan un paquetito con 12 cápsulas, que es justo lo que necesitas para tu tratamiento, ni más ni menos. El resultado es evidente, no se tiran medicamentos y se paga lo que necesitas, no el exceso que han decidido las empresas químicas.

Es una medida simple y eficaz, el ahorro es multimillonariotanto tanto por parte de la sanidad, como por parte del consumidor o paciente.
Lo que no tengo claro es por qué no se ha planteado esto en este importante acuerdo, teniendo el referente de otros países y los buenos resultados que ya está dando. Esto me hace sospechar que los intereses de las farmacéuticas abarcan y controlan un nivel de poder que no es tan fácil manejar desde las altas esferas de nuestros gobiernos.
¿Qué ocurre realmente?
¿No interesa, y a quién?

“El trabajo dignifica”

Esta frase que se la había oído tantas veces a mi abuelo y a la gente mayor está muy bien, el problema es cuando el trabajo no es digno.
Entiendo por digno, por aquel que cumple unos mínimos. Mínimos como, un alta en la seguridad social, un salario acorde con la actividad desarrollada y unas condiciones de salubridad decentes y reguladas.
Estos serían los mínimos muy mínimos. A partir de aquí creo que un trabajo debe cumplir con otros requisitos. Sé que esto en los tiempos que corren es mucho pedir o casi utópico, pero así como creo que es mejor trabajar en casi cualquier cosa que estar en casa, también creo que si un trabajo cumple con esta serie de cuestiones facilita al trabajador una vida mejor y más feliz.
El lugar de trabajo es un sitio en el que pasamos la mayor parte de nuestra vida de “despiertos”, la teoría dice que es un tercio, pero en muy pocos casos es así. Siempre hay horas de más para terminar esto o aquello, o rematar algún asunto para poder empezar el día siguiente un poco más preparado. Visto así, la mayoría de nuestras relaciones sociales se producen en el trabajo, por lo que, y este es uno de mis “otros requisitos”, es muy positivo y motivador que haya un buen ambiente de trabajo, lo contrario nos produce desasosiego y mal humor, rechazo y en algunos casos agresividad.

Otro de los requisitos que para mí son fundamentales es la inversión en mí como trabajador, por parte de la empresa. Esta inversión pasa tener un buen material de trabajo según la necesidad, bolígrafos, papel, un ordenador, etc en algunos casos y en otros, casco, trajes, botas y medidas extras de seguridad. También la inversión debe ir enfocada en mi desarrollo como profesional, a través de formación y planes de carrera bien enfocados. Esto satisface y motiva sobremanera, y más si el propio empleado lo conoce y sabe de la preocupación de la organización por él y su carrera profesional.
Otro de “mis requisitos” ideales es la conciliación de la vida personal y laboral. En este sentido es impotante que tanto trabajador como empresa entiendan las necesidades de un y otro. Hace no mucho en un reportaje que ví en televisión, se hablaba que había algunas empresas que habían conseguido flexibilizar sus horarios de entrada, comida y salida para que sus trbajadores pudieran encajar su trabajo con otras actividades como llevar a los hijos al colegio, ir al gimnasio, etc. Este es otra de las cosas que motivan fuertemente al trabajador. Cada vez en más empresas se está buscando la forma de poder tele-trabajar, esto refuerza la responsabilidad del trabajador y el compromiso con el proyecto empresarial para el que trabaja.

Éstas son entre otras cosas, las que los trabajadores valoramos como un esfuerzo que hace nuestra empresa por nosotros, que genera compromiso y consigue motivar.

Si los trabajadores sienten esta ocupación y esta preocupación por parte de la empresa es altamente probable que esa sea una empresa con buena imagen y una proyección a nivel humano conocida por el sector y su entorno, será reconocida por todos como aquel sitio dónde todos quieren trabajar.

¿No es mucho mejor tener esa imagen que una más oscura y dura?
Pensemos en qué pueden hacer los empresarios y directivos por nosotros, pidámoslo y ganarán con nosotros.

Más música

Sigo recomendando artistas que para mí están en lo más alto del mundo artístico y creativo.
Hoy toca el grandioso Stevie Wonder.
Un talento espectacular con una producción musical increíble. Un tipo con una discografía completísima y larguísima.
El gran Stevie, un individuo ciego y muy capaz de componer y tocar casi todos los instrumentos, incluso en alguno de sus discos toca la batería, sí, increíble pero cierto.
Canciones fantásticas con ritmos inigualables, uno de esos artistas que todo el mundo conoce y no sólo por una o dos canciones.
Aquí os dejo como siempre una pequeña selección, que aunque muy difícil de hacer la criva, no tengo más remedio, porque si no, este post ocuparía casi todo el espacio visible de mi blog y toda su capacidad.

Un genio de los más grandes.

Una de mis favoritas, preciosa e increíble, casi la canción total. Ritmo, belleza y sentimiento.

Aquí con otro tremendo artista, ciego como él. Demostración de pasión y manejo de la música y del instrumento.

Ritmo, ritmo, ritmo, bufff.

El gran Stevie tiene en su haber más de 30 éxitos de ventas, ha recibido 24 premios Grammy (récord para un artista vivo).
A los trece años de edad, el pequeño Stevie Wonder tuvo su primer éxito importante, Fingertips , un sencillo de 1963 grabado en vivo en uno de los conciertos de los artistas de la Motown.
Y a partir de ahí hacía adelante, crear, innovar y pasión por la música.

Otro temazo que muchos años después haría famoso un rapero y una película. Pero es de él, del gran “Little Stevie”

Si nunca os habéis detenido a escuchar un disco entero de este pedazo de artista, os lo recomiendo encarecidamente, dedicadle vuestro tiempo, y vuestro corazón, os veréis recompensados.